ARIN EXPRESS, primera empresa de transporte exprés de Guipúzcoa que logra la certificación OEA

 

Arin Express AEO OEA

 

ARIN EXPRESS, primera empresa de transporte exprés de Guipúzcoa que logra la certificación OEA

. Corporativo, Noticias

NOTA DE PRENSA

 

  • Un Operador Económico Autorizado es un socio de confianza dentro de la cadena logística internacional, cumplidor y fiable para las operaciones aduaneras
  • La certificación otorga a los transportes de la compañía ventajas en toda la Unión Europea: simplificaciones aduaneras y facilidades de seguridad y protección
  • Es la prueba de confianza que otorgan las autoridades aduaneras
  • ARIN EXPRESS está especializada en el transporte exprés de mercancías por toda Europa, con envíos diarios a y desde Marruecos a y desde cualquier punto del continente

 

Un Operador Económico Autorizado puede ser definido como un socio de confianza dentro de la cadena logística internacional, cumplidor y fiable para las operaciones aduaneras, y que goza de ventajas en toda la Unión Europea en materia de simplificaciones aduaneras y con facilidades de seguridad y protección.

El sello OEA es la prueba de confianza que otorgan las autoridades aduaneras.

La certificación OEA conlleva interesantes beneficios para ARIN EXPRESS y sus clientes. Por ejemplo: un menor número de controles a sus transportes, lo que se traduce en una reducción considerable del tránsito, ya que se eliminan las largas esperas en la aduana.

Igualmente, en caso de que algún transporte de ARIN EXPRESS sea sometido a un control, éste será anunciado con suficiente anticipación y gozará de tratamiento prioritario. Además, la firma guipuzcoana podrá solicitar que dicho control se realice en un lugar específico, lo que se traducirá en ahorro de tiempo y costes.

En definitiva, la certificación OEA es un sello que garantiza la seguridad y la protección durante todo el proceso, desde el momento de la carga hasta la descarga, pasando por la selección del proveedor y el agente transitario de aduana. Y utilizando siempre, en la medida de lo posible, la cadena de suministro de Operadores Económicos Europeos. Todo ello permitirá a la compañía guipuzcoana una mejor planificación y una mayor fidelidad de sus clientes.

 

Proceso para la obtención de la acreditación OEA

Previo a una exigente y exhaustiva auditoría por parte de las autoridades aduaneras, existe todo un proceso de adaptación de la metodología y procesos internos de la empresa, de manera que los criterios de seguridad y control queden garantizados desde la contratación del servicio.

 

“Han sido 8 meses de intensísimo trabajo para elaborar toda la documentación y para adaptarnos, luego, a los criterios exigidos por la AEAT (Agencia Estatal de Administración Tributaria). Hemos tenido que establecer cambios en los procesos internos, en la organización, en la metodología de trabajo…”, explica Marimar Urdiain, directora de procesos en ARIN EXPRESS.

A priori, y antes de empezar con todo el proceso, cualquier empresa solicitante de la certificación OEA deberá cumplir las siguientes premisas establecidas por la AEAT:

  • Que no se haya producido ningún incidente en la trayectoria aduanera del solicitante.
  • Disponer de un sistema adecuado de gestión de los registros comerciales y, en su caso, de los registros de transportes, que, a su vez, permita un control aduanero apropiado.
  • Solvencia financiera de la empresa acreditada.
  • Normas internas adecuadas en materia de seguridad: control de firmas a la entrada, sistema de seguridad del local, sistema de seguridad en la utilización de información confidencial de la empresa…

Y una vez cumplidos y verificados estos requisitos, toca enfrentarse a una rigurosa auditoría. Miembros de la AEAT se desplazan a la empresa para comprobar in situ que todo es correcto, que el aspirante cumple con todos y cada uno de los requisitos. “La última modificación de los estatutos OEA ha sido en mayo de 2016, endureciéndolos, por lo que nuestra certificación tiene una validez de 3 años. Luego tendremos que renovarla. Ha sido duro, pero el esfuerzo ha merecido la pena”, concluye Urdiain.